Cinco formas de colaborar con los trabajadores humanitarios tras una catástrofe

Categories: Uncategorized

Cuando sucede una catástrofe, las comunidades se unen para ayudar a las personas afectadas. Aunque la necesidad de ayuda es inmediata, en algunos casos, las labores de reconstrucción se prolongan durante meses.

En la etapa de recuperación, las entidades sin ánimo de lucro y los organismos gubernamentales envían trabajadores humanitarios para apoyar a las comunidades afectadas a medida que se reponen. Los trabajadores humanitarios y los voluntarios, que se encargan de restablecer la conexión a internet o reconstruir las viviendas y carreteras principales, entre otras cosas, pueden disponer de alojamiento cerca de su lugar de trabajo gracias al programa Open Homes en Airbnb.

Hemos hablado con diversos trabajadores humanitarios y responsables de entidades sin ánimo de lucro sobre el modo de preparar una habitación adicional o un alojamiento entero para hospedar a los trabajadores mientras prestan ayuda. Aquí tienes cinco formas de facilitar la estancia de un trabajador humanitario, para que pueda responder a la catástrofe de manera eficaz y centrarse en las tareas cruciales encomendadas.

Responde a los mensajes sobre tu alojamiento
Los trabajadores humanitarios, voluntarios o miembros de las entidades sin ánimo de lucro pueden ponerse en contacto contigo para hacerte preguntas sobre tu alojamiento, p. ej., el número de camas y dormitorios, y fechas concretas. Hay una amplia gama y diversidad de espacios que pueden adaptarse a sus necesidades, desde una habitación individual para una sola persona hasta un alojamiento independiente para ocho personas que trabajan en el mismo proyecto.

Compartir información detallada sobre tu alojamiento antes de continuar con la reserva puede garantizar que tu espacio sea adecuado para un grupo en particular. «El equipamiento es una parte muy importante de lo que hacemos», explica Felicia Carmichael, que gestiona las relaciones corporativas de All Hands and Hearts. «Es útil saber de antemano si hay espacio para aparcar camiones grandes o un patio trasero para almacenar materiales».

Pregunta qué servicios necesitará el personal humanitario
Tener acceso a servicios básicos, como sábanas y toallas limpias y lavadora, puede hacer que se sientan como en casa. «Es posible que un trabajador gestione a cientos de voluntarios al día y necesite espacio para lavar la ropa o preparar una comida», explica Kellie Bentz, responsable del equipo de respuesta y auxilio ante catástrofes de Airbnb.

Señala si dispones de zonas comunes disponibles para reuniones
Resulta útil que indiques si algún espacio privado de tu alojamiento es adecuado para que un grupo celebre reuniones logísticas. A menudo, lo que se requiere es una sala de estar o espacio libre en el patio. «Los trabajadores humanitarios suelen necesitar un lugar donde celebrar reuniones operativas, un punto de encuentro donde la gente pueda quedar y un sitio donde desconectar al final del día», expone Bentz.

«En los primeros días de una operación de respuesta a una catástrofe, tratamos de entender qué hace cada persona del equipo», explica Michael Bowers, quien dirige las operaciones humanitarias en Mercy Corps. «Acordamos quién va a dirigir cada tarea, a menudo en una zona común».

Valora la opción de compartir tus conocimientos sobre la zona
Antes de que lleguen los trabajadores humanitarios a tu alojamiento y durante toda su estancia, puedes compartir datos sobre las carreteras locales e información sobre seguridad, tiendas de comestibles u otros recursos útiles. Tus conocimientos únicos sobre la zona son realmente valiosos y pueden ayudar a los trabajadores humanitarios a optimizar su estancia en el lugar.

«Acudimos de inmediato y, a veces, no conocemos bien las carreteras», explica Carmichael. Los responsables de entidades sin ánimo de lucro a menudo animan a quienes acogen a trabajadores humanitarios a que compartan información de carácter local sobre la zona, p. ej., carreteras bloqueadas por árboles y escombros.

Si no vas a ver a los trabajadores humanitarios que se hospedan en tu alojamiento en persona, siempre puedes compartir esta información mediante un mensaje en Airbnb.

Prepara tu alojamiento pensando en largas jornadas de trabajo
Al hospedar a trabajadores humanitarios y voluntarios, das un paso significativo para ayudar a que se recupere tu comunidad.  Si vives cerca y puedes, cosas como dejar en la nevera alimentos saludables y agua potable —o simplemente dejar una nota agradable en la que des las gracias por el esfuerzo de reconstruir la comunidad— pueden ser de gran ayuda.

«Los trabajadores humanitarios trabajan prácticamente 12 horas al día, 7 días a la semana», aclara Bowers. «Así que comer sano y mantenerse hidratado es muy importante».

Descubre cómo puedes ayudar a las personas afectadas por una catástrofe. Si tienes más preguntas sobre el funcionamiento de Open Homes, puedes leer relatos de quienes han ofrecido alojamiento a personas afectadas por una catástrofe.

Up Next