Cómo preparar tu alojamiento para recibir a personas que viajan para recibir atención médica junto con sus seres queridos

Categories: Uncategorized

Cuando las personas viajan para recibir atención médica, sus familias, cuidadores y seres queridos a menudo las acompañan para proporcionarles apoyo emocional y físico crucial. Pero, a veces, el coste de los billetes de avión y del alojamiento es un obstáculo difícil de superar. Con el programa Open Homes en Airbnb, puedes aliviar esa carga al alojar a un paciente o a quienes viajan con él.

Si te dispones a ofrecer tu alojamiento por primera vez a una persona que viaja para recibir tratamiento o reponerse, es probable que tengas dudas a la hora de prepararte. Hemos hablado con varios responsables de entidades sin ánimo de lucro y con familias que han viajado para recibir atención médica con el fin de hacernos una idea clara de lo que cabe esperar. Sigue leyendo para saber cómo puedes ofrecer a alguien la comodidad y el espacio que necesita para recuperarse.

¿Cómo puedo comunicarme con los huéspedes antes de su llegada?
Si una entidad sin ánimo de lucro como Fisher House o The Bone Marrow & Cancer Foundation te envía una solicitud para reservar tu alojamiento, es posible que te haga preguntas adicionales sobre tu espacio.  Antes de confirmar la reserva, puedes enviar un mensaje a la entidad sin ánimo de lucro o, a veces, directamente al huésped, para ver si tu habitación libre o alojamiento se ajusta a sus necesidades particulares.

Puedes compartir detalles logísticos, como la disposición de las camas o si el huésped tendrá acceso a una ducha y bañera. Otros datos que puede ser interesante que compartas en esta fase son: si tu edificio tiene ascensor o es accesible en silla de ruedas y si hay espacio privado disponible para almacenar medicamentos u otros artículos personales.

¿Qué tipo de preguntas debo hacer a la persona que voy a alojar?
Para saber a qué atenerte, puedes preguntarle cuántas personas la acompañan y qué nivel de privacidad le gustaría tener durante su estancia. No dudes en compartir cualquier información adicional (p. ej., si tu familia habla su idioma, indicaciones claras para llegar hasta ti, una contraseña wifi bien indicada) para asegurar de que la estancia transcurra sin problemas.

¿Cómo puedo hacer que el huésped se sienta a gusto?
Lo que oímos con más frecuencia es que unas sábanas acogedoras, toallas limpias y un ventilador o calefactor hacen que los huéspedes se sientan como en casa.

Algunas personas son alérgicas al polvo y al pelo de las mascotas, por lo que pueden requerir un espacio que se haya limpiado a nivel profesional. Dependiendo de su salud y de la temporada en la que viajen, es posible que necesiten aire acondicionado de temperatura regulable y cortinillas en las ventanas. Si tienes alguna pregunta sobre los requisitos de limpieza para un huésped concreto, puedes enviar un mensaje a la persona que solicitó la estancia.

¿Qué más puedo hacer para asegurarme de que se sientan como en casa mientras se reponen?
Dado que estos huéspedes suelen dedicar la mayor parte del tiempo a desplazarse desde y hasta las instalaciones médicas, aprecian que reduzcas las tareas domésticas que deben hacer durante su estancia. Valoran la presencia de artículos adicionales como botellas de agua pequeñas, tentempiés para llevar, tarjetas en blanco para dejar notas como «gracias» o «mejórate pronto» y artículos de aseo sencillos. Otras cosas que pueden ser útiles: alimentos básicos, productos instantáneos (cereales, café, etc.) y material de lectura.

Muchas de las familias que viajan juntas pasan largas horas en el hospital y esperan regresar a casa al final del día para descansar y relajarse juntas.

Lee relatos sobre personas convalecientes tras un tratamiento médico y cómo las apoyan sus familiares, cuidadores y seres queridos. 

Up Next