Una luz a favor de los viajes por motivos médicos

Categories: Open Homes

Una noche de tormenta en Martha’s Vineyard, Rali Penchev rompió aguas. Siete meses de embarazo eran siete semanas antes de su fecha prevista de parto. El hospital donde tenía pensado dar a luz —en la isla, donde vivía con su marido, George— no estaba equipado para atender partos prematuros, por lo que la llevaron al continente en ferry y ambulancia.

La hija de la pareja, Zara, nació diez días después en el Brigham and Women’s Hospital de Boston. Rali recibió el alta unos días después, pero la bebé tuvo que permanecer en la UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales) del hospital. Como su casa estaba en Vineyard, a casi 160 km de distancia, los Penchev no sabían qué hacer.  

«Estábamos preocupados», contó Rali al Martha’s Vineyard Times. «En teoría, podríamos haber vuelto a la isla y visitar a Zara una vez por semana. Pero no éramos capaces de hacer eso. Se trataba de nuestra niña. Teníamos que verla todos los días».

Entonces, alguien les habló de Hospitality Homes, una organización con sede en Boston que ofrece alojamiento temporal a familias y cuidadores de pacientes médicos. Los Penchevs se pusieron en contacto y —gracias a una reciente colaboración con Airbnb— la organización les ubicó en una casa cercana mientras su hija permanecía en el hospital.

Acoger a pacientes y familias

En septiembre de 2018, en Airbnb ampliamos nuestra plataforma Open Homes para incluir estancias por motivos médicos y esperamos que la historia de los Penchev sirva de contexto a esta nueva causa, que aborda una amplia gama de necesidades. Tanto si viajan para someterse a una intervención quirúrgica inesperada como para consultar a un especialista en otra provincia, el coste asociado del alojamiento a menudo impide que las personas accedan al tratamiento que necesitan. Hay muchas organizaciones fabulosas que dedican sus esfuerzos a ofrecer una solución y, además de Hospitality Homes, nos hemos asociado con la  fundación Fisher House (que atiende a familias de militares y veteranos) y Make-A-Wish para conectar a los pacientes y sus familias con la generosa comunidad de anfitriones de Airbnb.

Estos colaboradores nos han mostrado que hay muchas formas significativas de apoyar a los pacientes y a sus familias mientras se enfrentan a una enfermedad. La asociación de Airbnb con Make-A-Wish se remonta a 2015, cuando empezamos a regalar alojamiento a familias que disfrutaban de unas vacaciones de recuperación durante y después de un tratamiento médico intensivo.

A través de Make-A-Wish, aprendimos rápidamente que el poder de los viajes de recuperación tiene dos caras. Ofrece a los pacientes una ilusión, crea sensación de esperanza y aguante y los anima a recuperarse lo suficiente como para poder hacer el viaje. Y quizá lo más importante sea que hemos visto la repercusión que tienen estos viajes en la dinámica familiar. Las familias crean recuerdos nuevos, positivos, y reconectan de una forma que resulta complicada dentro de la rutina diaria. Colaboradores como Make-A-Wish nos han ayudado de verdad a desarrollar nuestra forma de entender el alojamiento por motivos médicos en Open Homes».

 —Laura Ellis, gerente de colaboración social de Airbnb

En resumen, nuestra relación con Make-A-Wish fue un indicador temprano de que las estancias por motivos médicos iban más allá de las necesidades de los pacientes en pleno tratamiento. Hasta la fecha, la comunidad de Airbnb ha contribuido a acoger a más de 1000 familias «wish» en todo el mundo, ofreciéndoles un lugar cálido para que se sientan como en casa mientras se relajan y reconectan entre sí.

Todos nos hemos visto afectados por alguien con una enfermedad crítica. Esta es una forma sencilla de aportar nuestro grano de arena, sin necesidad de conocimientos especializados. Todos los días en la comunidad de Airbnb hay personas que solucionan situaciones difíciles, familia a familia. Te invitamos a que te unas a la comunidad de anfitriones que ofrecen su apoyo registrándote en Open Homes.

Up Next